Soñando con... CATASTROFES


Tanto en la vida real como en los sueños, cataclismo y catástrofe representan un cambio violento, ya sea sufrido o buscado, que si bien por una parte acarrea la destrucción, la ruptura o la muerte, por otra parte abre la posibilidad de rehacer lo destruido en forma más armónica, más adecuada a la realidad actual. 

La catástrofe soñada revelará este sentido de muerte y resurrección, presagiará una transformación, ya sea personal o social, cuyo nivel sólo puede conocer el soñador y que puede oscilar desde una simple pelea conyugal que sirva para aclarar conceptos de convivencia, hasta el presagio de una revolución nacional.

El contexto del sueño también aclarará si el cambio o transformación augurado será para bien o para mal.

Cuando el sueño trata el nivel personal del soñante, profundos vuelcos modificarán las condiciones de vida del mismo. Deberá tomar serias decisiones. Deben preverse perturbaciones. Pérdida de bienes, enfermedad, duelo, pruebas, tristeza y pesares. Deberá decidir una nueva orientación.

Las catástrofes oníricas responden a épocas de disfunción dentro del inconsciente, tal vez sean provocadas por crisis de identidad, de ideas o de sentimientos, que serán origen de una transformación importante en la vida.

La catástrofe que se origine en algo que llegue por aire, bombas, misiles, aludes, se refieren a los asuntos de la mente, pues llegarán nuevas ideas, distintas concepciones que trastocarán los conceptos que albergabas acerca del asunto que sugiera el desarrollo del sueño.

Una inundación es, como todo lo que se refiere al elemento acuático, algo que se relaciona con los sentimientos, por lo que será augurio de la irrupción de algo o alguien que derruirá las edificaciones del corazón, a causa de la provocación de pasiones que no podrás resistir.

Las catástrofes derivadas del fuego tienen que ver con la acción, es presagio entonces de que te verás en una época de acción desmedida que, si la sabes canalizar, te puede suponer un beneficio en la vida.

Las catástrofes terrestres, como un terremoto, presagian que habrá movimiento sísmico en algún asunto relacionado con la vida laboral; prepárate para emprender una nueva tarea.

Una joven y soltera que se sueñe sufriendo las consecuencias de un desastre de cualquier tipo, insinúa que está en riesgo de morir o de ser abandonada por su enamorado o bien que fallezca algún familiar muy cercano y querido.

Soñar un desastre en el mar indica un grave peligro si se realiza próximamente un viaje en cualquier transporte, pero especialmente si se viaja en barco. Este tipo de sueños es particularmente indicativo para marinos o personas que de alguna manera viven en el mar.

Soñarse en un desastre marino, pero siendo rescatado, indica que a pesar de todos los problemas finalmente saldrá triunfante.

Soñarse como espectador del accidente de un ferrocarril insinúa que algo muy desagradable le ocurrirá a sus familiares o amistades.

Soñarse en o afectado por un desastre en ferrocarril insinúa que se está en inminente riesgo de sufrir pérdidas en los negocios o asuntos que se estén manejando.

Indica de modo general, que deberemos tomar importantes decisiones que, si son acertadas, nos proporcionarán un largo periodo de felicidad y paz; en caso contrario podemos padecer pérdidas irreparables.

Si te ha gustado este BLOG, siéntete LIBRE de hacer clik en ME GUSTA y de compartirlo en FACEBOOK, TWITTER, CORREO ELECTRÓNICO y demás redes sociales.