¿Qué significa soñar con barro o lodo?



En el aspecto personal
  • Soñar con barro anuncia la llegada de nuevos tiempos, de asumir compromisos que mejorarán en definitiva el rumbo de nuestras vidas. Para quienes estamos solteros, el barro anuncia la llegada de alguien a nuestras vidas con la que finalmente nos quedaremos. Muchos especialistas asocian este sueño con el casamiento o matrimonio.
En el aspecto de la salud
  • Las personas que alguna vez hemos soñado con lodo debemos tener especial cuidado con nuestra salud, pues se afirma que este es un aviso de una enfermedad que vendrá de la que no será fácil salir pero de la que podemos escapar evitando situaciones de riesgo.
  • Si el barro aparece en un lugar seco o árido lo más probable es que las mejorías empiecen a llegar, tal vez tu estado de salud mejore considerablemente o haya cambios positivos para ti.
Premoniciones
Una persona que soñó con lodo debe empezar a cuidar sus finanzas, pues se dice que soñar con lodo puede representar una mala administración en los fondos personales o perdidas de sus bienes.

Por lo que hemos podido ver, soñar con barro o lodo no tiene por qué ser un mal augurio, por el contrario es una señal para estar prevenidos y tomar medidas correctivas.

Como interpretar la Navidad en los Sueños


Los sueños en los que destaque una ambientación navideña tienen que ver con el concepto que tengas de esas fiestas o con el sentimiento que te provoquen. Si eres tradicional y concibes la navidad como una época en la que se acentúa la afectividad y la unión familiar, así como la sensibilidad hacia la generosidad y el buen humor, el sueño te sugiere que esos valores no deben ser exclusivos de la celebración del solsticio invernal, sino que debe ser una conducta permanente.

La navidad como época que te retrotraiga a momentos de ilusión vividos durante la niñez puede suponer una reminiscencia a un período dichoso, más si concibes la navidad como una fiesta en la que predomina la hipocresía y el consumismo, verte durante esos días en sueños con el sentimiento depresivo que te provoca toda la parafernalia navideña puede ser augurio de abandono, soledad y añoranza.

Soñando con la Navidad

Los sueños se hacen eco de los símbolos más representativos de la época navideña, y aunque no sean excesivamente comunes de vez en cuando se dan. Por eso es interesante poder saber qué significa soñar con todos estos elementos que todos conocemos tan bien.

Árbol de Navidad

Soñar con un árbol de Navidad adornado e iluminado es anuncio de cercanas alegrías y de un golpe de buena suerte en los negocios.

Soñarlo pero sin adornos ni luces, insinúa que pronto habrá incidentes desagradables y desafortunados después de haber disfrutado de bienestar, prosperidad y alegría.

Cava

En la época navideña como en toda época, el cava es motivo de celebración, supone una reunión familiar, de personas queridas y cercanas que se unen para juntar sus copas y brindar manifestando sus mejores deseos.

En sueños, este acto tiene el mismo significado, revelar que gozamos de una etapa de alegría y júbilo en la que podremos contar con aquellas personas que nos sean más cercanas.

Navidad

Soñar con la Navidad en su pura esencia, reside más en el significado de lo que esta época del año conlleva que en la realidad en si. Lo que la Navidad represente para cada uno de nosotros marcará nuestra propia forma de ver las cosas, sobre nosotros mismos, sobre una situación determinada o sobre una persona concreta.

Papá Noel

Papá Noel representa en sueños a alguien bonachón, de quien podemos esperar algo, muchas veces, representa una parte de nosotros mismos de la que hemos estado esperando durante mucho tiempo obtener lo que tanto trabajo nos ha constado conseguir, dependiendo de las circunstancias del sueño y de la actitud que tome el Santa Claus de nuestros sueños sabremos si nuestros esfuerzos se verán recompensados.

Pesebre

El pesebre en sueños es la representación de la unidad familiar, ya que sus figuras importantes son la sagrada familia, soñar con ello indicará que nos encontramos en una buena etapa familiar donde somos además el centro de atención y estamos colmados de cuidados.

Regalos

Los regalos no siempre son positivos en sueños, como en la vida, hay que saber agredecer los regalos que nos hacen.
 
Esta clase de sueños es importante fijarse en quién nos está haciendo el regalo, según el tipo de relación que tengamos con esa persona y dependiendo del regalo que recibamos sabremos si podemos fiarnos de ella.
 
Cuando es un desconocido quién nos regala algo o somos nosotros los que lo hacemos, significa que no debemos fiarnos de nosotros mismos, ya que muchas veces, no somos capaces de reconocer nuestros propios errores.

Reyes Magos

Con los reyes magos pasa algo muy parecido a los sueños en los que aparece Papá Noel, solo que nuestras ilusiones por ver recompensado todo nuestro esfuerzo se ve triplicado, como triplicada se verá la decepción o la alegría cuando sepamos si conseguimos o no los beneficios esperados.

Turrón

El turrón representa todo aquello que nos resulta caprichoso y accesible, pero muchas veces nos recuerda que un exceso de turrón puede ser un exceso de confianza en nuestras propias posibilidades, los caprichos pueden costar caros a veces y podemos empacharnos con nuestra propia soberbia.

Villancicos

Es una expresión de alegría, como la navidad es un tiempo de alegría y canciones, los villancicos son el mejor modo de expresar nuestra alegría. Marcará una buena época para nosotros, sobretodo a nivel afectivo.

La Sex-somnia


Consiste en tener una actividad erótica durante el sueño que, en algunos casos, hasta puede llevar al orgasmo. Les pasa tanto a hombres como a mujeres. ¿Placer o malestar?
Los estudios en hombres han concluido que durante la fase de sueño REM (movimientos oculares rápidos) pueden aparecer sueños eróticos acompañados de erección y eyaculación (poluciones nocturnas) con o sin masturbación.

Algo similar sucede en las mujeres: se dilatan los vasos de la pelvis, hay congestión genital, lubricación, sueños eróticos y algunas hasta llegan al orgasmo. Se cree que durante el sueño el mayor caudal de sangre hacia los genitales permite una buena oxigenación, esto se traduce en una piel suave, sensible a los estímulos y lubricada.
Sabemos entonces que durante la fase de sueño REM se originan, tanto en hombres como en mujeres, una serie de mecanismos fisiológicos normales que ayudan a mantener la vitalidad de los órganos genitales además de proporcionar placer, y por qué no, el inicio de un juego erótico a la mañana.

Sexsomnia o Sleep sex

Se denomina Sexsomnia a un tipo de alteración del sueño o Parasomnia (algo así como un sonambulismo de tipo sexual) y consiste en la actividad sexual durante el sueño: masturbación, coito, verbalización de conductas eróticas, violencia sexual, u otro tipo de comportamiento automático e inconsciente.
Para algunos investigadores la sufren casi un 1% de la población general, es más frecuente en los varones, y se detecta por medio de estudios de sueño (polisomnograma).

Una vivencia desagradable

Las acciones corporales de índole sexual durante el sueño, reportadas en la mayoría de los casos por la pareja, provocan un profundo malestar, ya sea por la repetición de las crisis, la imposibilidad de recordarlas, la vergüenza, los temores ante un nuevo compañero sexual y la falta de control sobre las conductas involuntarias.

Las personas con sexsomnia están más propensas a sufrir ansiedad, problemas de atención, de concentración y depresiones. Sienten que están “disociadas”, que la noche les depara la aparición de ese “otro” hambriento de sexo.

También se ha comprobado que la sexsomnia puede aparecer en cualquier momento del sueño (fases No REM y REM) y en el lapso entre el sueño y la vigilia.

Hoy sabemos un poco más sobre este problema:
- Puede aparecer en períodos de estrés.
- Se agrava con el abuso de alcohol, drogas y tabaco.
- Puede tener un componente genético (en investigación).
- Se diagnostica por un estudio de sueño o polisomnograma.
- Requiere tratamiento médico, psicológico y medidas generales para bajar los niveles de estrés.
- Es fundamental trabajar con la pareja.

El cerebro

Para explicar estas conductas, que parecen poco creíbles en un primer momento, el doctor Martínez Vila señala que "ante todo, debe tenerse en cuenta que el sueño no representa una falta de actividad cerebral ni una desconexión de lo que nos rodea, como se pensaba hace muchos años. El sueño es un fenómeno activo, periódico e indispensable de mucha complejidad". Los expertos afirman que es posible realizar tareas automáticas más o menos complejas mientras se duerme, ya que algunas neuronas permanecen activas.

Cuando una persona experimenta una parasomnia no tiene su cerebro completamente despierto, pero tampoco completamente dormido. Algunas de las estructuras corticales, como las responsables de la memoria y el aprendizaje, están inactivas y, por tanto, la consciencia también está mermada. Pero otras zonas que permiten a un individuo caminar o incurrir en una relación sexual pueden quedar activas. "Los sexsómnicos mantienen conductas de vigilia que les permiten la actividad sexual. Pero aunque parezca lo contrario, están produndamente dormidos", dice el doctor Eduard Estivill, de la Clínica del Sueño Estivill en el Intituto Universitario Dexeus de Barcelona.

Unos investigadores canadienses han llevado a cabo el primer trabajo para investigar sistemáticamente qué comportamientos sexuales ocurren durante el sueño y cuál es la incidencia de este trastorno en concreto. Y, según han anunciado en la reunión anual de las Sociedades Profesionales del sueño, el 7,6% de los pacientes que tienen algún problema durante las horas en las que cierran los ojos incurre en conductas sexuales -masturbación, caricias, penetración y, en algunos casos, violación- y luego no lo recuerda.

"Casi ningún afectado comenta este problema con su médico y, generalmente, se descubre el trastorno a raíz de otra patología del sueño. Nuestro estudio constituye el primer intento científico por establecer la incidencia de la sexsomnia", afirma Sharon A. Chung, una de las autoras del Laboratorio para la Investigación del Sueño de la Red de Salud de Toronto (Canadá).

La teoría de los sueños en Malasia


El desaparecido etnólogo británico Kilton Stewart fue autor de obras numerosas, entre ellas la reveladora Pigmeos y Gigantes Oníricos. El trabajo aquí incluido fue rescatado por el grupo editor de Fire en Londres. Detalla con precisión el valor del soñar para la tribu Senoi de Malasia. Obviamente, tras ello se encuentra una valiosa dinámica terapéutica que les ha permitido neutralizar la existencia de crímenes y beligerancias tribales. Como acaba de descubrir el filme australiano The Last Wave (La última ola), los sueños tienen un valor incalculable, constituyendo una "realidad" tan significativa como la realidad cotidiana que acostumbramos a considerar como única.

La hora perfecta para irse a dormir


Un sencillo experimento te va a permitir encontrar fácilmente la hora exacta a la que deberías estar durmiendo. La manera en que dormimos define en gran parte nuestro rendimiento mental y físico durante el día. Existe una infinidad de mitos sobre cuánto y cómo debemos descansar cada noche, también hay aplicaciones y gadgets que nos ayudan a dormir mejor.

¿La manera en que dormimos define en gran parte nuestro rendimiento mental y físico durante el día. Existen infinidad de mitos sobre cuánto y cómo debemos descansar cada noche, también hay aplicaciones y gadgets que nos ayudan a dormir mejor, pero este sencillo experimento te va a permitir encontrar fácilmente la hora exacta a la que deberías estar durmiendo.

El sueño es un fenómeno sumamente complejo desde el punto de vista neurológico, ya que está compuesto por distintas fases, que implican niveles de actividad cerebral particulares.
Estas fases se van repitiendo en ciclos, que tienen una duración aproximada de 90 minutos. Si nos despertamos en medio de un ciclo, nos costará mucho trabajo levantarnos y estar alertas, especialmente si el ciclo se interrumpió durante la fase R.E.M. (Rapid Eye Movement, es la etapa en la que soñamos). Por lo tanto, lo ideal es despertarse entre dos ciclos, ya que el sueño es liviano y nos será muy fácil salir de la cama.

¿Cómo podemos hacer para despertarnos entre ciclos? Dependiendo de la persona, la duración promedio de un ciclo completo de sueño es de 90 minutos, por lo que lo que podemos hacer es ir buscando la mejor hora para irnos a dormir, que nos garantice una buena cantidad de horas de descanso y despertarnos en el momento indicado.

La idea es trabajar sobre la hora de acostarnos, ya que nosotros tenemos el control sobre esa variable. Para la mayoría de nosotros, el momento de levantarnos viene definido por obligaciones externas (entrar a trabajar, ir a la escuela, etc), pero sobre la hora de irnos a la cama disfrutamos de plena libertad para definirla. Veamos ahora un sencillo método para encontrar el horario ideal para acostarnos.

Método para encontrar la hora perfecta para irnos a la cama.

Como cada persona tiene sus propias necesidades de sueño, duración de ciclos y tiempo para quedarse dormida, el método para encontrar la mejor hora para irse a la cama es el siguiente:
- Determinar la hora habitual a la que nos queremos despertar
- Contar para atrás, 7 horas y media (5 ciclos de 90 minutos cada uno)
- Programá una alarma o recordatorio en tu celular que te avise cuándo es hora de estar acostado.
- Programá la alarma para levantarte a la hora deseada.
Si te despertás 10 minutos antes, sin necesidad de que suene la alarma, durante 3 días seguidos al haberte acostado a la hora marcada: ¡Éxito! Encontraste tu hora perfecta para irte a dormir.

Si te despertó la alarma, no hay problema. Adelantá 15 minutos tu hora de irte a la cama, probá este nuevo horario durante 3 días. El proceso termina cuando te puedas despertar solo antes de que suene la alarma por la mañana.

Recordá que lo importante es despertarse entre ciclos. Hay personas que pueden dormir 6 horas y despertarse en perfectas condiciones y otras necesitan 9 para poder cumplir con sus objetivos y compromisos diurnos.

El método es lo suficientemente flexible como para que cualquiera lo pueda adaptar a sus requerimientos, por ejemplo, si estás muy ocupado y no te podés dar el lujo de dormir casi 8 horas por día, en vez de correr la hora de dormir 15 minutos para atrás, podés adelantarla la misma cantidad y buscar dormir solamente 6 horas cada noche.

El paradigma de los Sueños


Un paradigma es un marco conceptual de referencia que nos permite sintuarnos en un contexto determinado para comprender o llevar a cabo una cuestión determinada. Los paradigmas del Taller de Trabajo con sueños provienen esencialmente de cinco fuentes: la teoría psicológica de Carl G. Jung y sus discípulos, la psicología transpersonal de Grof y sus co-fundadores, la tradición ancestral de distintos pueblos que trabajan con sueños, la llamada filosofía perenne o metafísica y la experiencia cotidiana:
  1. Los sueños, sean lo que sean, dejan dentro de nuestra memoria una serie de imágenes o escenas susceptibles de ser recordadas, estudiadas y, en cierta medida, interpretadas o comprendidas. Y podemos aplicar estos conocimientos en beneficio de nuestra evolución personal y social.
  2. Para los efectos de este taller, consideramos que nuestra conciencia comprende tres planos: el subconsciente, el consciente y el supraconsciente. El subconciente podría compararse con un sótano donde se almacenan nuestras experiencias en forma de sentimientos, impresiones e información sensorial. El conciente comprende los procesos mentales con los que nos identificamos cotidianamente. Y el supraconsciente es el plano de la divinidad inherente al ser humano, las ideas perfectas y el conocimiento directo. En condiciones ordinarias sólo tenemos acceso a los procesos conscientes, sin embargo, durante los sueños y otros estados modificados de conciencia, podemos tener acceso a lo que se encuentra en nuestro subconsciente y en nuestro supraconsciente.
  3. En los sueños podemos ser partícipes u observadores, podemos tener un cuerpo físico distinto, podemos tener el cuerpo de otra persona, de un animal o no tener cuerpo alguno, por eso utilizamos la figura de el ego del sueño para referirnos al enfoque de nuestra conciencia durante el estado onírico.
  4. Por regla general, las imágenes que aparecen en nuestro sueños, ya sean simbólicas o literales, sustituyen o expresan las emociones o ideas que asociamos a cada imagen.
  5. Existe una especie de almacén de las experiencias colectivas (el inconsciente colectivo, la estructura genética, los registros akáshicos, etc.) que nos permite recurrir a imágenes o escenas que denominamos simbólicas o arquetípicas, susceptibles de ser i
  6. nterpretadas y utilizadas dentro de la interpretación onírica.
  7. Todo ser humano, ya sea hombre o mujer, tiene un aspecto femenino y otro masculino (ánima y ánimus) que ha de llegar a conciliar dentro de sí en el transcurso de su proceso evolutivo; y las actuaciones de los personajes masculinos y femeninos que aparecen dentro de nuestros sueños, reflejan el estado de armonía o desarmonía entre ambas partes de nuestra psique.
  8. Por regla general, los personajes que aparecen dentro de nuestros sueños representan tendencias existentes dentro de nuestra propia psique. Entre más familiares nos resulten, significa que dichas tendencias están más cercanas a nuestra conciencia y entre más desconocidas nos parezcan, esto indica que se encuentran más soterradas dentro de nuestro subconsciente.

Reescritura del sueño, como aprender a desenmarañar su Significado


Título del sueño: "El lanzador de jabalina"

Sueño:
 
Estoy jugando con otros en un campo alargado, Ken entre ellos. Como de costumbre, está hablando mucho. También está Anto (me enseña a pronunciar la última sílaba) un amigo judío. Ken y yo lanzamos unas jabalinas gruesas que se parecen a agujas de hacer punto, de diversas longitudes, algunas de ellas bastante dobladas. Anto que está en el campo para correr con alguien más (¿Dean?) me pide que tenga cuidado, que no lance una jabalina en su dirección mientras
Desarrollo:

1. La jabalina es el símbolo más claro de este sueño. No estoy familiarizado con ella; la considero como un símbolo muy rico porque tiene diversas connotaciones e implicaciones. Sin embargo, las implicaciones, aunque siento que comparten elemento unificadores, son vagas, por eso elegí este símbolo para el ejercico de inmersión en los símbolos del sueño.

2. Cerré los ojos, me relajé y entré en estado de meditación.

3. Visualicé las jabalinas tal como aparecieron en mi sueño y experimenté la ampliación del símbolo como un recuento de cualidades y descripciones que vinieron a mi mente a través de una asociación libre de ideas e imágenes. Lo hice todo en silencio y a solas.

4. Esto es lo que escribí tras finalizar la visualización. Lo que aparece entre paréntesis me llegó mientras estaba escribiendo y no durante la meditación:

Como analizar nuestros Sueños

Descripción de la técnica:

El objetivo del análisis de las actitudes oníricas es detectar cuáles son nuestras actitudes de respuesta en la vida diurna ya que normalmente son las mismas. También nos ayuda a determinar qué otras técnicas son apropiadas para trabajar con nuestros sueños, aunque en sí mismo este análisis es ya un primer trabajo, pues con esto ya hemos comenzado a estudiar las actitudes del ego del sueño.

Instrucciones

Analiza y registra tu respuesta a estas preguntas:


  1. ¿Qué hace y deja de hacer el ego del sueño? (Recuerda que el ego del sueño es el punto de vista desde el que experimentas el sueño, a veces eres tú con el cuerpo que reconoces como tuyo, a veces tienes otros o aveces no tienes cuerpode la manera más breve y concisa que puedas
  2. ¿Cuáles son los símbolos más importantes y cuál es su significado?
  3. ¿Cuáles son las cuestiones, conflictos y situaciones sin resolver en el sueño?
  4. ¿Cuáles son las resoluciones o factores curativos presentes ya en el sueño?
  5. ¿Cuáles son las posibles resoluciones y relaciones que todavía no se han materializado?
  6. ¿Qué relación tiene este sueño, o sus símbolos, con otros sueños?
  7. ¿Cómo resumirías el tema, carácter o identidad particulares de este sueño en una palabra?
  8. ¿Qué has aprendido hasta ahora y cuál será tu respuesta positiva ante esta nueva información?

Respuesta positiva


El paso siguiente consiste en diseñar tareas específicas basándote en tu análisis de la dinámica del sueño. Si parece haber poca relación entre los diversos símbolos del sueño podemos efectuar una reentrada en el sueño para establecer más relaciones. O si una conversación sólo ha sido iniciada, podemos continuar utilizando el método de diálogo con las imágenes del sueño. Hay que trabajar también con lo que el sueño esté necesitando como resolución para que puedas aplicarlo a tu personalidad y vida exterior.
Las tareas posibles son tantas como dinámicas haya en el sueño. Así, una vez establecida una base objetiva desde la cual trabajar, no hay límite a las posibilidades de creación para trabajar con un sueño.

Siguiendo al EGO de los sueños


Instrucciones para el trabajo conciente:
  1. Empezando desde el principio del sueño, describe literalmente lo que el ego del sueño está haciendo o dejando de hacer y lo que está o no sintiendo. Hacer es acción y sentir es ser.
  2.  Elige algunas descripciones claves y vuelve a describirlas en términos generalizados. Por ejemplo: "Mi ego del sueño escapa de un tigre", puede convertirse en "El ego del sueño evita la confrontación con un adversario".
  3. Haz una lista con las posibles actitudes subyacentes que puedan estar rigiendo las acciones y los sentimientos del ego del sueño. Así, del sueño con el tigre adversario podemos obtener estas posibles actitudes: "Es mejor evitar las amenazas que enfrentarse a ellas". "Cuando tengo miedo, cedo a él y huyo". "Soy demasiado débil para enfrentarme a determinadas fuerzas negativas".
  4. Decide qué actitudes son valiosas, positivas y afirman la vida y cuáles son negativas. El contexto para esta evaluación pueden ser los objetivos del sueño u otros objetivos o valores tuyos. Así, en el ejemplo anterior, el tigre se comió al ego del sueño y el soñador despertó aterrado. Por tanto, escapar del sueño era ineficaz. Debe existir alguna otra manera de enfrentarse a la situación total sin tener que escapar del sueño.

El simbolismo de los sueños


En muchas partes del mundo el simbolismo de los sueños se trata con mucho respeto. Los grandes sabios interpretan las imágenes soñadas, que muchas veces se consideran mensajes de los dioses, y la gente actúa de acuerdo con estas interpretaciones. No obstante, en el mundo occidental actual no se les presta mucha importancia a los sueños y la gente ignora gran parte de las inquietudes de su subconsciente. Sigmund Freud se dedicó al estudio del simbolismo de los sueño s y descubrió su importante relación con el anhelo del hombre por ver cumplidos sus deseos. Freud creía que los sueños reflejaban nuestros deseos más los gatos aparecen como personajes importantes en numerosos cuentos infantiles. 

Tanto el gato Cheshire de Alicia en el país de las maravillas como el de la obra de Kipling El gatito que se fue solo, emanan ambigüedad y astucia.
En el antiguo Egipto se adoraba a los gatos y el culto a Bast se centraba en torno a una diosa representa da por un gato. Las imágenes de estos animales se reverenciaban y los gatos domésticos se momificaban después de su muerte, como las personas, para que pudiesen pasar a la vida ultraterrenal.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...